Casa del Mar -Calella de Palafrugell-Casa del Mar -Calella de Palafrugell-Casa del Mar -Calella de Palafrugell-Casa del Mar -Calella de Palafrugell-Casa del Mar -Calella de Palafrugell-Casa del Mar -Calella de Palafrugell-Casa del Mar -Calella de Palafrugell-Casa del Mar -Calella de Palafrugell-Casa del Mar -Calella de Palafrugell-Casa del Mar -Calella de Palafrugell-Casa del Mar -Calella de Palafrugell-Casa del Mar -Calella de Palafrugell-Casa del Mar -Calella de Palafrugell-Casa del Mar -Calella de Palafrugell-Casa del Mar -Calella de Palafrugell-Casa del Mar -Calella de Palafrugell-Casa del Mar -Calella de Palafrugell-Casa del Mar -Calella de Palafrugell-Casa del Mar -Calella de Palafrugell-Casa del Mar -Calella de Palafrugell-Casa del Mar -Calella de Palafrugell-Casa del Mar -Calella de Palafrugell-Casa del Mar -Calella de Palafrugell-Casa del Mar -Calella de Palafrugell-Casa del Mar -Calella de Palafrugell-Casa del Mar -Calella de Palafrugell-Casa del Mar -Calella de Palafrugell-Casa del Mar -Calella de Palafrugell-Casa del Mar -Calella de Palafrugell-Casa del Mar -Calella de Palafrugell-Casa del Mar -Calella de Palafrugell-Casa del Mar -Calella de Palafrugell-Casa del Mar -Calella de Palafrugell-Casa del Mar -Calella de Palafrugell-Casa del Mar -Calella de Palafrugell-Casa del Mar -Calella de Palafrugell-Casa del Mar -Calella de Palafrugell-Casa del Mar -Calella de Palafrugell-Casa del Mar -Calella de Palafrugell-Casa del Mar -Calella de Palafrugell-Casa del Mar -Calella de Palafrugell-Casa del Mar -Calella de Palafrugell-Casa del Mar -Calella de Palafrugell-Casa del Mar -Calella de Palafrugell-Casa del Mar -Calella de Palafrugell-Casa del Mar -Calella de Palafrugell-

Casa del Mar -Calella de Palafrugell-

Subiendo de la playa del golfet, en las alturas del pueblo, desde donde se aprecian unas vistas espectaculares al mar, encontramos LA CASA DEL MAR, una hacienda tradicional totalmente reformada, un lugar privilegiado donde pasar inolvidables días de verano, y mágicas noches iluminadas por las cálidas luces del pueblo proyectadas en la playa.

La casa dispone de 7 habitaciones suites (una de ellas es un estudio independiente), cada habitación tiene su propio baño y vestidor. Todas las estancias han sido decoradas con mucho cuidado, combinando texturas naturales, madera, tonos claros y textiles blancos que ofrecen simplicidad en los espacios y provocan sensaciones de bienestar.

El sentir de la luz mediterránea está presente en toda la casa.

La sala de estar, una sala espaciosa, se organiza en dos salones, por una parte, un chill-out con vista mar ideal para descansar, leer un libro o para el horario del aperitivo entre amigos, y por otra parte un salón, muy acogedor, en la zona chimenea con un gran sofá de lino natural.

El salón está separado por unas puertas de madera correderas, dando lugar a un comedor compuesto por una mesa principal de reunión familiar y una gran cocina abierta de obra, en la que se mezclan materiales suaves como el microcemento y la piedra natural, la cocina está totalmente equipada y es muy espaciosa. La arquitectura de esta estancia permite abrir o cerrar los arcos gracias a sus ventanales de hierro forjado, dando así la sensación tan agradable de poder vivir «dentro y fuera”.

En el corazón de la casa encontramos un patio de luz que evoca la arquitectura colonial de las casas del encantador pueblo vecino de Begur. Este patio tiene en su centro una majestuosa planta que viste todo el techo con hojas exóticas que transmiten calidez y serenidad al espacio.

La casa tiene tres plantas, comunicadas por una escalera decorada con baldosa hidráulica y por un ascensor que lleva a la sala de cine y al estudio independiente.

Toda la hacienda está rodeada de jardines, de rincones especiales pensados para sentirse relajado en momentos de lectura, de cena, de sobremesa, de descanso…

Hay que destacar la magnífica piscina de la terraza con suelo de microcemento y la iluminación de toda la casa pensada para crear un ambiente de comodidad, tranquilidad y placer, un lugar idílico para compartir.

Desde la casa se puede bajar a la playa del Golfet en unos minutos por las típicas escaleras del pueblo. 

En Calella de Palafrugell se respira aun su pasado de pueblo marinero, enmarcado en la Costa Brava, que baña sus pequeñas calas con playas encantadoras y barcas de madera. La magia en Calella llega del mar a la tierra, la sientes cuando caminas por el paseo marítimo y sus voltas, lugar de trabajo de antiguos pescadores y transformados ahora en restaurantes de cocina Ampurdanesa, cuando te adentras por el pueblo, perdiéndote por sus callejuelas empedradas de geranios rojos y sintiendo la luz mediterránea.

Calella de Palafrugelll, tiene el encanto de los pueblos dibujados por el azul del mediterráneo, y está decorado por el camino de ronda, una ruta de senderismo fascinante que rodea el litoral de la Costa Brava, sin duda, un destino imperdible.

Tipo de inmueble: Hacienda Construcción: 1915 Habitaciones: 7 Baños: 7 Superficie: 450m2
Estado: Excelente Ubicación: Excelente Suelo:  Parquet de madera en el piso. Microcemento en la terraza. Calefacción: Sí, eléctrica Mobiliario: Sí  Equipamientos:Piscina privada, Ascensor, Aire acondicionado  Plasma TV, DVD Player, Satélite/Cable Stereo,Wifi,Caja fuerte,  Cocina equipada, Lavavajillas y Lavadora